Posteado por: aliciaenelpaisdelasmascarillas | octubre 28, 2011

El negocio del voto en blanco

El negocio del voto en blanco

 ¿Quiere ganarse unos buenos millones, de la noche a la mañana, sin necesidad de meterse en el negocio del narcotráfico? Es muy fácil, usted simplemente tiene que convertirse en Promotor del Voto en Blanco. Sí, así como lo oye (o lo lee); ahora el Voto en Blanco es un negocio, y uno bien jugoso. Resulta que desde la última Reforma Política (sí, esas cosas que se aprueban en el Congreso cada 3 o 4 años y que prometen limpiar la política de todos los males y porquerías que la aquejan) los Promotores del Voto en Blanco recibirán la “reposición de los gastos de campaña” igual que los demás candidatos. En efecto, la Reforma Política de 2011 –Ley 1475 de 2011- establece que los Promotores tendrán acceso a la reposición de gastos siempre que obtengan más del 4% de los votos válidos.

¿Cómo? Sí, está leyendo bien. Eso significa que por cada voto en blanco que se deposite (su voto, el mío, el de todos) los promotores recibirán $1.624 pesos en el tarjetón de Alcalde y Concejo; y recibirán $2.689 pesos por cada voto en blanco en las elecciones de Gobernadores y Asambleas. Suena bien, ¿no? Quiero decir, imagínese que usted es promotor y terminan habiendo 100.000 votos en blanco en las elecciones de Alcalde de Bogotá, Barranquilla, Medellín, o Chipaque –por ejemplo-; en ese caso usted, como promotor, se haría acreedor de enorme y maravilloso monto de $162.400.000 pesos. Con 350.000 votos usted tendría $570’000.000.  Pero, ¿de dónde saldría toda esta plata?, podría preguntarse un cuidadoso y preocupado lector. De nuestros impuestos, claro está; de los suyos, de los míos y de los de todos porque es el Estado el encargado de girar –reponer- estos dineros.

¿Y cuál es el problema de todo esto? Ninguno, en el papel, en el mundo de lo ideal y lo correcto. Lo que pasa es que el mundo de la política –y en eso, señor lector, estará usted de acuerdo conmigo- está muy lejos de ser un mundo ideal y correcto. Por esta razón, que el Estado dé plata a unos “promotores” por cada voto en blanco depositado se presta para muchos problemas. De hecho, como usted ya lo habrá pensado, es un negocio redondo: basta con inscribirse como promotor, y esperar pacientemente hasta después del domingo. En ese momento podrá recibir la plata y salir de su estrechez económica. Pero usted no es el único y ya mucha gente ha pensado en este negocio.

Es así como el Consejo Nacional Electoral se vio obligado a elevar los requisitos necesarios para poder convertirse en promotor del voto en blanco. Sin embargo, sigue siendo fácil convertirse en uno. Simplemente basta con tener el 20% firmas de los electores en capacidad de votar, y este número, según la norma, no podrá ser superior a 50.000 firmas en ningún caso. Ser promotor requiere entonces, a lo sumo, de 50.000 firmas. ¿No es muy complicado, cierto?

No deje que nuestros impuestos se dilapiden entre un montón de promotores que poco o nada han hecho por nuestras elecciones. Y es que ese es el otro problema: se trata de promotores invisibles; ¿o es que usted ha sido bombardeado por las agresivas campañas de juiciosos promotores del voto en blanco? La idea de la reposición de los gastos de campaña es que los candidatos estén en igualdad de condiciones para financiar sus campañas, de forma que los ricos no tengan ventajas en la competencia. Y está bien que los que promuevan el voto en blanco reciban financiación; ¡pero sólo si hacen campaña!

Lo invito, entonces, a que no vote en blanco en estas elecciones. Lo que antes era una opción válida ahora se ha pervertido y transformado en un lucrativo negocio. Si ninguno de los candidatos lo convence (lo cual es muy posible en la política) no vote en blanco, más bien anule su voto. Es mejor tachar 2 candidatos en el tarjetón –y anular el voto- que fomentar el negocio descarado del voto en blanco.

Nota: Para las presentes elecciones sólo existe un grupo promotor del voto en blanco según fuentes de la Registraduría. Este grupo, que promueve el voto en blanco para el Concejo de Santa Marta, fue el único que cumplió todos los requisitos entre los 68 grupos promotores que se habían inscrito en un principio.

The MadHatter

Anuncios

Responses

  1. Existe una maxima para os que hablan sin fundamento verdadero: ‘De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado’ Si han puesto verdadera atención al artículo, han visto que dice que renunciaron a la reposición, así que queda claro que la intención va mas allá de los intereses económicos que si son los que reclaman los partidos y movimientos políticos. Y como renunciaron a la reposición, el gobierno no se las reconocera así sean merecedores de ella, porque son los amos y dueños de la moneda pues con cara ganan ellos y con sello pierde el pueblo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: